Creemos que nuestra organización tiene la obligación de contribuir a la formación de cuadros políticos, que puedan aportar a la construcción de una sociedad más justa e igualitaria, tanto desde la militancia cotidiana como desde los espacios de representación institucionales.

La posibilidad de que dicha finalidad se cumpla de forma cabal requiere de un entrenamiento previo, el que de ninguna forma puede agotarse en el estudio de la historia partidaria, doctrina e ideología, si bien estos aspectos poseen una innegable importancia.

A la par de esta “formación teórica”, los jóvenes deben encontrar en el partido espacios desde los cuales ejercitar su cualidades de oradores, confrontando ideas, argumentando; ganando y perdiendo debates.

  1. Formar líderes con capacidad de revelarse de las injusticias y desigualdades.

  2. Aportar en la formación de cuadros políticos que tengan capacidad de dirigir.

  3. Potenciar la capacidad de hallar soluciones viables a los problemas de nuestra sociedad.

  4. Cambiar el paradigma del “preocuparse” por el definitivamente “ocuparse”.

  5. Genera un espacio para el debate de los grandes temas de la provincia y el país.

  6. Introducir las temáticas de Transparencia, Ética, Género y Derechos Humanos como transversales a todas la áreas de estudio.

  7. Coadyuvar a la democratización del conocimiento, compartiendo saberes, introduciendo procesos creativos de aprendizaje y educando siempre desde la horizontalidad que nos iguala.

  8. Apostar siempre por la educación como herramienta liberadora.

  9. Contribuir a formar cuadros capaces de mejorar la gestión publica.

  10. Movilizar a lo alumnos a comprender la importancia de trabajar en equipo.

  11. Aportar elementos y herramientas para la formación de pensamiento crítico.

  12. Inculcar los valores de responsabilidad; honestidad; liderazgo positivo y progresismo.